miércoles, noviembre 21, 2007

una masa

tengo días raros últimamente. primero porque la mitad de las cosas que escribo acá no se entienden y yo no me doy cuenta ni ahí. (por suerte hay comentarios sutiles tipo "?" que me lo hacen saber)
antes me pasaba que se entendía algo distinto de lo que yo quería decir, pero hemos superado esa instancia para pasar a nada.
me pregunto si será que paso mucho tiempo sola y escribo como pienso.
¿cómo pienso?
creo que así, poco, todo mezclado y cortado y disperso y que no se entiende.

para peor, hoy tuve un ataque de inspiración desviado, fui al súper, compré harina y me dispuse a hacer dos tartas con la convicción de que, una vez más, me iban a quedar horribles (pero también con la secreta esperanza de que ocurriera un milagro y yo dejara por un momento de ser tan inútil).
acá no existe la salteña, así que le puse garra al desastre desde el principio, como debe ser. la masa se veía digna pero me olvidé de ponerle sal, así que me quedó como una especie de matzá. el recipiente era muy grande, tuve que luchar con la botella de absolut (mi palo de amasar) para que llegue hasta los bordes y, además, el relleno me quedó escaso.
(acá es cuando recuerdo una vez que hice empanadas y mi papá me preguntó maravillado cómo había logrado cerrarlas. todo indica que nunca fui muy habilidosa)
en fin, sólo voy a decir que pienso intentarlo de nuevo, que yo no me llamo "una tarta" y que si me caigo, me levanto y vuelvo a empezar.

a favor de este día, puedo agregar que logré subir la botella de 10 litros de agua y una coca light los tres pisos por escalera.

voy a aclarar que yo tampoco me entiendo nada porque ahora me duele muchísimo la cabeza y estoy de muy buen humor.
es que, más allá de todos mis fracasos domésticos, a la tarde iba caminando hacia la cocina y tuve como una sensación que no puedo explicar, como de estar en casa, una casa que sea mi casa, que es mi casa, y a mí eso no me resulta nada fácil y me pasó muy pocas veces en la vida.

10 comentarios:

La Rusi dijo...

Lau, un tip, en el super, en la panaderia venden masa...
no tenes que hacerla...la podes estirar y es hojaldrada y queda re bien...igual, con muchisimo gusto quiera te hago varias y las congelas.
Besos

Caro P. dijo...

¿qué es esta tontería de que no se te entiende lau?
Para mí sos clarísima, reina.
O quizás no, quizás sea yo que al leer a Papá Noel de puño y letra lo primero que se me viene a la cabeza es que seguramente sea Lili...
En fin... me niego a sentirme una freak por esto, la loca acá es Lili.


(abrazo para ella, que linda la visita)

beso.

perrodeaguas dijo...

gracias ile! igual te juro que lo voy a lograr!

caro, es verdad, lo único que está clarísimo es que la loca es lili!

besoooo

nicolás dijo...

las tartas estaban riquísimas, lo digo con conocimiento de causa, sobre todo la de cebollas. de hecho, si llego a tu casa y ya no quedan, me voy a sentir muy desilusionado.

perrodeaguas dijo...

o sos muy bueno o estás perdiendo el paladar!

graciaaaas!!!

manuloop dijo...

harina, agua, aceite. sal a veces.

prueba y acierto, así se aprende.

un beso!

Caro P. dijo...

Eso es engrudo manu, pa'pegar carteles.



(bien por la gira!, abrazo)

solcín dijo...

lolet. hace mil que no pasaba. y como suele suceder cuando lo hago, te leo y es como tenerte por un ratito para una cerveza. el que no te entiende es porque no te conoce. y me das una alegría.... que ni te cuento. gracias! te quierooooooooooooo.

Maia dijo...

que bueno lo del último párrafo, claro que no es fácil y sin duda es algo para ponerse de buen humor... brindo lolet por eso! te quiero sonza!

lowfirocker dijo...

para mí no es problema que no se entienda. de hecho, se entiende, pero no de una manera directa. O "fija".
Tal vez lo más lindo de este blog -entro de vez en cuando desde hace bastante- es que dispara ideas, sensaciones y te deja una sensación de "algo". No sabés bien qué. Pero está bueno.
Saludos desde el otro lado